Buscar
  • Alejandra Gonza

Anoosheh Ashoori logra su libertad y regresa de Irán: Celebración y solidaridad con otros rehenes



Anoosheh Ashoori, un ciudadano Británico con doble nacionalidad, quien fuera tomado rehén por el Estado en Irán en agosto de 2017, fue liberado y regresó con su familia al Reino Unido hoy. Defensa Global en Derechos Humanos (GRA por sus iniciales en inglés) trabajó con la familia de Anoosheh, Sherry Izadi, Elika y Aryan Ashoori y con organizaciones aliadas en Inglaterra para lograr su regreso a casa. GRA representó a la familia ante las Naciones Unidas. Recientemente el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias (GTDA) determinó que Anoosheh era inocente, que su detención fue arbitraria, y ordenó su inmediata liberación. Estamos felices de ver a la familia reunida y expresamos nuestra solidaridad con otras familias que todavía tienen esperanzas de lograr este resultado en sus casos.


El periplo de la familia Ashoori comenzó hace 1,672 días cuando Anoosheh visitaba a su madre y se convirtió en víctima de una práctica de Irán de arrestar extranjeros o personas con doble ciudadanía para llevar adelante lo que se conoce como "diplomacia de rehenes". Como lo sostuvo el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias (GTDA) Anoosheh fue secuestrado, condenado a diez años de prisión por cortes injustas, mantenido en confinamiento solitario, alejado de asesoría legal, sufriendo tortura. Iran se rehusó a reconocer su ciudadanía Británica, y no permitió visitas consulares o diplomáticas con el Gobierno del Reino Unido, entre otras violaciones al derecho internacional.


El trabajo incansable de defensa de Anoosheh realizada por la familia Ashoori ante Naciones Unidas no solo demostró los numerosos abusos que sufrieron, pero también trajo a la luz el contexto político y legal detrás de su detención y la práctica de Irán de tomar rehenes para lograr concesiones de otros gobiernos. Estas es una realidad que sigue impactando a familias inocentes en numerosos países y que requiere atención adicional de la comunidad internacional.


Agradecemos al Reino Unido por trabajar por la liberación del señor Ashoori y reconocemos la atención experta que el GTDA da a los casos de rehenes en Irán, pero esperamos aprender de este proceso y ver que se realice más trabajo para liberar a los demás. Es imperativo avanzar en reformas en leyes, políticas y prácticas para prevenir, recuperar y reparar a las víctimas de la toma de rehenes por parte de Estados. Esperar casi cinco años fue demasiado y doloroso.


Antes de que el señor Anoosheh Ashoori fuera tomado rehén en Irán, era el pilar de su familia. Un padre entrando al retiro, ayudando a su hija Elika a construir una máquina para fabricar masitas para su pastelería, conversando frecuentemente con su hijo Aryan sobre historia y la vida. Era un esposo que tenía planes en su jardín, cuidaba sus perros y planeaba viajar con su esposa Sherry en sus años dorados. Ahora ese pilar ha regresado, y su familia está lista para reconstruir sus vidas con él. Anoosheh Ashoori bienvenido a casa!




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo